La Familia Urrutia restaura un TC2000 Histórico

Se trata del Renault 21 con el que participara Quique durante la temporada 1992. Con ese auto logró buenos resultados en su campaña de TC2000

La familia Urrutia afronta por estos días la reconstrucción del Renault 21 con el que “Quique”  participó en TC2000 durante una parte de su campaña deportiva. La restauración del auto original utilizado por el piloto misionero,  se lleva adelante en Posadas bajo la atenta supervisión de Roberto Peralta.

Urrutia

“Estamos restaurando el auto original ya que lo conservamos siempre nosotros. Me ha costado bastante conseguir los carburadores weber  pero ya resolvimos ese tema. Ahora,  vamos con todo el proceso de armado para poder contar con el vehículo y utilizarlo en diferentes eventos vinculados al deporte motor” comentó Juan Pablo Urrutia.

urrutia

  • Te puede interesar: Regresó el automovilismo en Misiones
  • Enrique “Quique” Urrutia, con 72 carreras corridas, es el misionero con más presencias en el TC2000 junto a Carlitos Okulovich. Debutó en 1988 en Aldea Romana y se retiró de la categoría el 2002 en Oberá. En el año 1992 con la llegaba de Renault a la categoría “Quique”  afrontó el desafío de competir en un Renault 21. Si bien los resultados en general de la temporada no fueron lo esperado (destacar que se trataba de un esfuerzo privado), Urrutia alcanzó el decimoséptimo lugar con 13 puntos al finalizar el año. Para quienes supongan que trece puntos son pocos, se debe recordar que en aquellos tiempos sólo sumaban puntos los diez primeros en la escala (20; 15; 12; 10; 8; 6; 4; 3; 2 y 1) y un total de 52 pilotos participaron en dicho campeonato, en el cual 32 al menos llegaron a sumar una unidad, siendo 6° Las Parejas SF, 7° Rio Cuarto Cba, 10º San Jorge SF (TC2000).  El campeón año resultó sere Juan María Traverso en un recordado final con Ernesto Bessone en Tucumán.

    Luego de varias temporadas Urrutia se retiró de la categoría pero en el año  2013 en Córdoba, Autódromo Oscar Cabalén de Alta Gracia y en Rosario, cuando se produjo el retorno al automovilismo de varios pilotos históricos como invitados, volvió a las pistas. El TC2000 fue la categoría más representativa para “Quique” y volvió a compartir esos momentos durante el fin de semana con los colegas de otros años, abrazando el deporte como siempre, con repeto y pasión.

    En septiembre del 2009 anunció su retiro del automovilismo en una «Carrera de Invitados», valido por la séptima fecha del campeonato Misionero que se disputó en el autódromo de esta ciudad y donde corrió junto a su sobrino Gastón Garfrascoli.