Pilotos, mecánicos y dirigentes se presentaron como voluntarios para la vacuna de Oxford

La Federación Boliviana de Automovilismo Deportivo se ofrece como voluntaria para la prueba de vacunas de la Universidad de Oxford.

La Federación Boliviana de Automovilismo Deportivo (Febad), junto a sus pilotos, navegantes, mecánicos, auxiliares, dirigentes, entre otros, decidió presentarse como voluntarios para la Fase III de pruebas que realizará la Universidad de Oxford, del Reino Unido, en el país, luego de que la casa de estudios superior solicitará a la entidad tuerca su participación en la misma.

  • Te puede interesar: Romeo Pisano: "Evaluaremos habilitar pruebas a partir de Agosto"
  • La Universidad de Oxford se encuentra en la Fase III de pruebas de su vacuna, es decir, en los ensayos con miles de personas y por ello tiene planificado unos 6.000 test en Bolivia.

    “Ellos nos buscaron, se comunicaron con nosotros, nos dijeron que el automovilismo podría sumarse para ser voluntarios para esta tercera prueba. Desde un principio pensaron en el fútbol y el automovilismo porque son los deportes que más público atrae”, indicó el presidente de la Febad, Orlando Careaga Alurralde.

    “Hemos consultado a las siete asociaciones departamentales (no hay en Pando y Beni) y todos aceptaron. Primero pensamos solo pilotos y copilotos, pero después pensamos en los mecánicos, auxiliares, dirigentes, pero todo esto es voluntario. También se sumaron los del karting, el Club de Mecánica Nacional y los Bugguies. En total tenemos como 3.000 voluntarios”, añadió Careaga.

    Bolivia

    Con el visto bueno de sus afiliados la Febad envió las cartas de solicitud al Ministerio de Salud y al Ministerio de Relaciones Exteriores para que hagan las gestiones de que se los incluyan en las pruebas de COVID-19.

    “El Gobierno es el que debe hacer los respectivos trámites para las pruebas de las vacunas, ellos deben pedirlo y colocarnos en la lista”, enfatizó el dirigente deportivo.

    El deseo de la Febad de ser parte de estas pruebas también es porque “si tienes el privilegio de participar en la evaluación de una vacuna, contribuyes a posicionar potencialmente mejor a tu país en la fila de espera de la distribución”, indicó Careaga.

    Por el momento esta vacuna ya empezó con sus pruebas en Brasil, donde la cantidad de contagios es la segunda más grande a nivel mundial.