Sainz agiganta la leyenda: ganó su tercer Dakar

El español Carlos Sainz se impuso con Mini en el primer Dakar realizado en Arabia Saudita, a los 57 años. Así suma tres conquistas en la carrera más extrema

Agiganta la leyenda. A los 57 años, El Matadot, Carlos Sainz, vuelve a la victoria en el Dakar. Por tercera vez, conquista la competencia más extrema del mundo, al imponerse con Mini. Con la navegación de otro histórico, como Lucas Cruz, la tripulación española tras recorrer 7900 kilómetros.

Sainz había vencido en Amperica del Sur en 2010, con Volkswagen, y en 2018, con Peugeot. Ahora vuelve a celebrar en lo más alto en Arabia Saudita.

Sainz (Mini) terminó la 12ª y última etapa, entre Haradh y Quiddiyah, sobre un recorrido en el especial de 166 kilómetros, en la 3ª ubicación; detrás de Nasser Al-Attiyah (Toyota), su mayor rival por el Dakar, y sobre su compañero de equipo, Peterhansel.

Sainz es el piloto más longevo en ganar el Dakar, al superar el récord que tenía hace dos años, ya que ahora acumula 57 años. También el madrileño supera a Nani Roma en victorias y se convierte en el segundo español más ganador, detrás de Marc Coma, que posee cinco.

Es el primer triunfo en la carrera más dura del mundo del buggy de Mini, un proyecto iniciado hace cuatro años por su estructura X-Raid. El segundo lugar quedó en manos de Al-Attiyah, con la Hilux, pese al asedio de Peterhansel.

Sainz llevó adelante tres iniciativas distintas en la historia del Dakar, con tres marcas disímiles. En esta oportunidad, la apuesta de Mini fue por el 4x2 buggy, contra el 4x4 de Toyota.

Sainz llegó al equipo X-Raid, tras el retiro de Peugeot del Dakar. Su navegante,, Lucas Cruz, debió apelar a sus conocimientos, ya que en esta edición hubo un mayor control para la navegación, con la entrega del roadbook el mismo día en 6 etapas, además de las restricciones de tablets y celulares.

El argentino Orly Terranova (Mini) terminó tercero en la etapa (ganada por Al Attiyah), y finalizó en el sexto lugar en la clasificación general.

En tanto, Fernando Alonso, en su debut en el Dakar con la Toyota, fue cuarto en la última etapa y finalmente quedó 13° junto con Marc Coma en la tripulación.