Se detiene la carrera

A consecuencia de las violentas tormentas que se ciernen en estos momentos sobre el segundo tramo cronometrado, se detiene la carrera de manera provisional. Una decisión motivada por el ascenso repentino del nivel en un curso de agua a la altura del kilómetro 350.

La lluvia, que en los últimos días había caído en el olvido, ha vuelto a hacer acto de presencia con una fuerza inusitada. En este momento se pronostican fuertes tormentas en el segundo tramo cronometrado a apenas unos kilómetros del punto de salida por lo que se tomo la decisión provisional de detener la competencia.