Usó la butaca de un auto de calle y gritó campeón

Maximiliano Lezaeta no uso la butaca clásica de un simulador para festejar en el “Campeonato de las Estrellas” sino que utilizó un asiento de auto de calle. Enterate el motivo.

El “Campeonato de la Estrellas” del Súper TC2000 eSport bajó su telón el fin de semana pasado en “El Zonda” de San Juan, donde Maxiliano Lezaeta obtuvo el título tras llegar segundo en la final con el auto del Juncos Racing. El olavarriense, reveló un dato muy curioso, ya que para la última fecha decidió utilizar su simulador con una butaca de Chevrolet Corsa como cábala, ya que nunca había perdido un torneo y vaya si funcionó.

La butaca del Chevrolet Corsa que usó Lezaeta en San Juan

“Para la fecha de San Juan elegí usar el simulador con el asiento del Chevrolet Corsa por una cuestión de cábala. Con esa butaca nunca perdí un campeonato y dio resultado también el domingo pasado”, expresó Lezaeta sobre los motivos de la llamativa elección.

Sobre cómo fueron sus inicios con los simuladores, el olavarriense dijo: “Con el simulador arranqué hace nueve años y los primeros dos o tres años corrí en una reposera y una mesita de camping. Después armé junto con mi papá dos simuladores con la butaca del Chevrolet Corsa y con estructura tubular”.

Lezaeta en acción durante la final en San Juan

Y luego agregó: “Mi papá fue el que eligió ponerle la butaca del Corsa al simulador por una cuestión de comodidad, ya que las butacas de competición me resultaron muy incomodas”.

Por último, Lezaeta habló sobre la repercusión que tuvo ganar el “Campeonato de las Estrellas”: “La repercusión que está teniendo mi consagración en el “Campeonato de las Estrellas” es increíble, me llamaron de programas de radio, de televisión. Además, correr contra los pilotos reales es algo fabuloso. Disputar una maniobra por ejemplo con Agustín Canapino, con Facundo Ardusso. El domingo pasado corrí más que nada con la calculadora en la cabeza y se dio el título”.