Venta de autos Vs. Suba del dólar

El dólar ha subido más del 30% y ante el asombro de las concesionarias la gran pregunta es: ¿Cómo serán los nuevos valores para la venta de vehículos?.

El mercado automotor había mostrado signos claros de recuperación con el gran envión recibió a partir del Plan que impulsó hace algunos meses el gobierno pero ahora, justo cuando empezaba a mostrar signos de consolidación ese repunte, la venta de autos 0 km sufrió un nuevo golpe. Por estas horas, buena parte de los concesionarios frenó las operaciones hasta nuevo aviso. El motivo: la suba del dólar, que impactará de lleno en las listas de precios.

·         Te puede interesar:  Los autos híbridos o eléctricos no pagarán patente en Buenos Aires

Autos ConcesionariosLa influencia del dólar en el precio de un vehículo nuevo es muy grande. Primero porque más del 70 % de los modelos que se venden en el país vienen de afuera. Y segundo, porque los autos que se fabrican en el país tienen un fuerte contenido de piezas importadas.

En este contexto, de todas formas, aparece una oportunidad de comprar "más barato" para aquellas personas con dólares guardados, aunque son pocos los concesionarios que hoy están facturando. Un ejemplo: el Toyota Etios XLS automático 5 puertas cuesta en agosto $696.300. El viernes 9, eran 15.071 dólares (tipo de cambio: $46,20). Con la cotización de hoy ($58), son 12.005.

"Como no tenemos un dólar preciso, suspendimos la venta", han reconocido desde algunas concesionarias que operan en la venta de autos. Se habla de "incertidumbre" y explicaron que esperan "una actualización en los valores de los vehículos" para volver a operar.

La orden de retocar los precios correrá por cuenta de los fabricantes. En estos momentos están definiendo cuánto aumentar para suavizar el derrumbe. El dólar subió más del 30 por ciento; los autos, ¿acompañarán el alza o se ajustarán por debajo de la divisa? Ese es, hoy, el tema en análisis en las terminales.

La reacción de los mercados tras el resultado de las PASO frenó la mejoría que, entre junio y julio, había mostrado el sector como consecuencia del plan de subsidios lanzados entre el Gobierno y las automotrices.