Billetera mata galán

La novela Giallombrado - De Benedictis generó mucho revuelo y varios puntos de vistas. En el automovilismo primero está el negocio, después la amistad

La baja de Juan Bautista De Bendictis del auto de Mauro Giallombardo generó revuelo y la novela entregó varios capítulos. La reacción del piloto de Necochea, a través de las redes sociales, obligó a Giallombardo a sacar un comunicado para dar su punto de vista de lo ocurrido. Acá el punto de vista de una historia muy dramatizada.

La confianza mata al hombre

En octubre de 2018, en una nota de Carburando.com, Juan Bautista confirmaba la continuidad para el 2019 en el mismo equipo. Pamperito estaba seguro que todo seguiría igual y eso le daba tranquilidad para pasar un fin de año sin sobresaltos. Solo pensaba en el arranque del nuevo torneo a disputarse en el mes de febrero en el autódromo de Viedma. Luego de esa nota, publicada el 10 de ese mes, los llamados para quien escribe fueron varios y la frase escuchada era la misma. “No te la juegues tanto”. Eso daba a entender que la seguridad estaba de un solo lado, la del piloto.

A medida que fueron pasando los días y el final de temporada estaba cada vez más cerca, la ola de rumores se fue agigantando en las diferentes estructuras del Turismo Carretera. En esa ola no entraba, por lo menos para De Bendictis, el posible cambio de piloto en el Ford de Garofalo. No fue así. La noticia llegó y el necochense se quedó abajo. La confianza que tenía se desvaneció en minutos.

Leer más: De Benedictis seguirá con Giallombardo en 2019

Garofalo y equipo al medio de la tormenta

La estructura de Alejandro Garofalo, encargado de llevar adelante el proyecto de la familia Giallombardo, quedó en el medio de una disputa sin tener nada que ver. No es responsable de lo sucedido y creo que tampoco hay que buscar responsables de lo que pasó. El automovilismo es un deporte pero también debemos reconocer  que es un negocio y sin plata no se puede correr. Recordemos que en un alto porcentaje, las publicidades que acompañaron a dicho auto en el 2018 son de Giallombardo.

Leer más: De Benedictis se despidió del equipo

Billetera mata galán

Los que critican a Juan Manuel Silva por la llegada a dicho equipo se equivocan. El Pato tampoco es culpable de la desvinculación del de Necochea. El chaqueño reúne más presupuesto y para el Team eso es más que importante. En una temporada donde los costos se elevarán en un 30%, la llegada de un piloto con más aporte es más que tranquilizador para cerrar un círculo perfecto.  Silva tiene más presupuesto, Silva es el piloto.

¿Falló la comunicación?

Si hay algo que pueda haber molestado a De Benedictis es sin dudas la comunicación entre las partes. Si bien cada uno dio su punto de vista, la sensación que queda es que el dialogo entre ellos no fue del todo claro. Insisto: El piloto en octubre manifestó su continuidad.

Entiendo la bronca de Juan Bautista, entiendo la postura de la familia Giallombardo, entiendo lo de Juan Manuel Silva y también entiendo  muy bien cómo funciona el sistema. No deberíamos asombrarnos de lo que pasó. El automovilismo es un deporte muy caro y para mantener los proyectos se necesita plata. No hay misterios. Primero están los negocios y después se generan las amistades. Es por eso que en nuestra actividad las relaciones pueden durar hasta que se termine ese negocio.

Leer más: Giallombardo y la otra campana de la historia