El GP de Malasia 2009: suspensión por lluvia y el helado de Kimi Raikkonen

Un día como hoy, pero hace 12 años, se dio una carrera de locos en Malasia. ¿La recordás?

El Gran Premio de Malasia de 2009 fue uno de los más atípicos en la historia de la Fórmula 1. La carrera comenzó en seco, pero una lluvia torrencial imposibilitó a los autos seguir en pista, por lo que apareció la bandera roja y se detuvo la competencia. 
 
Además, una imagen de Kimi Räikkönen dio la vuelta al mundo: el finlandés se bajó de su Ferrari, se cambió de ropa y las cámaras lo captaron comiendo un helado, mientras los comisarios decidían qué hacer con la carrera. 
 
En la carrera, Jenson Button lideraba y se dio como el ganador, pero sólo se dieron la mitad de los puntos al no haberse completado el 75% de la distancia prevista. El podio lo completaron Nick Heidfeld y Timo Glock.