El Impala de Kobe Bryant

Ponen a la venta el Chevrolet Impala "lowrider" de Kobe Bryant, un regalo muy especial que guardaba en su garage el desparecido deportista americano de Los Angeles Lakers

En  USA existen  barrios en los que son bastante populares un tipo de vehículos cuya principal característica es una suspensión hidráulica que permite elevar la carrocería e incluso permitir que este llegue a dar algún que otro salto, los clásicos llamados “lowrider”. 

El Chevrolet Impala de 1963 que el cual perteneció al recordado basquetbolista Kobe Bryant es un claro ejemplo de este tipo de autos.

Ya ha pasado un año desde que la leyenda del basquet perdiera la vida en un trágico accidente de helicóptero, pero su legado siempre será recordado no solo para los amantes del deporte, sino también para los entusiastas del motor.
 
Impala de Kobe Bryant
 
Este auto en cuestión fue un regalo que le había hecho su mujer Vanessa, quien decidió recurrir a los expertos en modificaciones de West Coast Customs para personalizar este clásico y entregárselo por sorpresa en las Navidad de 2006.
 
El Imapal no está de serie precisamente ya que cuenta con diferentes modificaciones tanto a nivel estético como mecánico, comenzando por un trabajo de pintura de múltiples capas que mezcla el púrpura y el azul realizado por House of Kolor.
 
Impala 63
 
El interior de cuero blanco con los cristales, (Swarovski), las molduras y ribetes de la carrocería con un toque cromado muy llamativo, mientras que las llantas Dayton son de 13 pulgadas y van montadas en unos neumáticos Reliant Super Ride en medidas 155/80 R13.
 
A nivel técnico cuenta con una suspensión hidráulica personalizada que permite variar la altura y la inclinación de la carrocería de formas variadas, con amortiguadores regulables del tipo coilover en la parte trasera y unos brazos delanteros optimizados para mejorar la calidad de rodadura.
 
Lleva un motor V8 de 5.300 cm3 5.3 litros y una línea de escapes personalizada.
 
Chevy Impala
 
Teniendo en cuenta que este automóvil tiene casi 60 años, con tan solo 40.000 km es muy sorprendente.
 
Se espera que este Impala encuentre nuevo propietario por los 200.000 euros que pedirán, teniendo en cuenta su estado y sobre todo que perteneció al gran Kobe Bryant, seguramente se venderá rápidamente..