Ferrari 250 GT de "Los Ángeles de Charlie"

Una Ferrari 250 GT aparece el en film "Los Ángeles de Charlie" con la bella Cameron Díaz al volante de este impresionante Spyder.

Transcurría el año 1976 cuando en la TV aparecía un grupo de detectives privados.

Tres jóvenes mujeres eran agentes secretos dirigidas por Charlie Townsend.

Era el principio del éxito para la serie "Los Ángeles de Charlie",  todo un icono de la televisión por aquellos tiempos.

Los Angeles

Pero en las últimas décadas la saga fue llevada a la pantalla grande y "Los Ángeles" modernos circulaban por las rutas californianas derrochando habilidad y glamour.

Hablamos de la película "Los Ángeles de Charlie Al Límite", dirigida por Joseph McGinty Nichol y estrenada en 2003, protagonizada por tres bellísimas damas, Cameron Díaz, Drew Barrymore y Lucy Liu.

afiche los angeles de charlie

En dicha película, la esbelta Cameron Díaz, en su papel de Natalie, aparecía al volante de un impresionante Ferrari 250 GT SWB California Spyder.

Este modelo forma parte de la extensa família 250 del "Cavallino Rampante" y sea posiblemente el modelo más apreciado de toda su historia.

En vistas a sustituir los 166, 195 y 212, las Ferrari 250 se extendieron desde 1953 hasta 1964, siendo entre ellos especialmente destacados la 250 TR o la 250 GTO de carreras.

Ferrari 250

La nomenclatura 250 venía por la cilindrada unitaria de cada uno de los 12 cilindros en V del motor "Colombo Tipo 125" de la casa italiana, que era aproximadamente de 250cc.

Su carrocería GTcoupé descapotable, con dos versioes, chasis largo, LWB 2.600mm, y corto SWB 2.400mm.

Los motores fueron evolucionando desde los 220 hp  hasta los 260 hp de las últimas versiones.

La Ferrari que Cameron Díaz popularizó en el film se trataba de una versión del 250 GT Cabriolet Pininfarina, carrozado por Scaglietti, lo que le da especial valor debido a la escasez de unidades fabricadas de ese modelo en particular.

 Ferrari Cameron Díaz

 

Solo existen tres unidades de Ferrari 250 GT SWB California Spyder actualmente.

El modelo batió un récord al presentarse a subasta por 7,8 millones de dólares, mientras el modelo rojo de la película se presentó en 5 millones de dólares en 2008.

Disfrutar una Ferrari descapotable de los años 60, que fuera conducido por una figura de Hollywood como Cameron, no es cosa de todos los días.