La historia de Sato, el japonés que ganó por segunda vez Indy 500

Takuma Sato inscribió su nombre por segunda vez en la lista de ganadores de Indy 500. Pero no toda su trayectoria está vinculada a las cuatro ruedas.

Takuma Sato, el protagonista que se llevó todas las miradas en el mundo motor en las últimas horas, tiene una extensa trayectoria en el automovilismo mundial aunque su principal objetivo en sus inicios no era competir en autos, sino era triunfar en el ambiente del ciclismo.

Sato arrancó su pasión por la Fórmula 1 cuando asistió al Gran Premio de Japón de 1987, donde su referente de la niñez Satoru Nakajima llegó en la sexta posición, y su ídolo máximo Ayrton Senna finalizó segundo. Pero su principal atracción no eran los autos, eran las bicicletas donde logró varios campeonatos nacionales porque su sueño era triunfar sobre las ruedas. Pero modificó su parecer, cambió de rubro y se acercó a los fierros, primero en las motos y luego, a los 19 años, en el karting.

El hombre que nació en Tokio en 1977, fue a Inglaterra para insertarse en Europa. Allí compitió en 1998 y 1999 en la categoría Junior Fórmula. Sobre finales de 1999 dijo presente en la Fórmula 3 Británica donde en 2001 logró el campeonato. En 2002 llegó el ansiado debut en la Fórmula 1 de la mano del equipo Jordan. En su primera competencia en Australia podría haber sumado puntos pero abandonó cuando venía sexto. Ese año, terminó la temporada con dos unidades.

En 2003 fue el piloto de pruebas de la escudería BAR y al año siguiente fue titular en ese mismo equipo donde cruzó la bandera a cuadros en la tercera posición en el Gran Premio de Estados Unidos y logró su primer podio en la "Máxima". En el año 2005 continuó en BAR pero fue un año negro para ellos por los malos resultados.

Luego pasó por el equipo Súper Aguri donde en la temporada 2007 tuvo una gran actuación en el Gran Premio de Canadá, ya que finalizó sexto superando a pilotos como Fernando Alonso y Kimi Raikkonen. En 2008 la escudería se retiró de la Fórmula 1 y Takuma se quedó sin butaca. Después intentó ser piloto oficial en Renault pero no tuvo éxito. A raíz de esto, se produjo su arribó al Indy Car en 2010.

Su primer equipo fue el KV Racing Technology donde compitió en 2010 y en 2011. En 2012, de la mano del Rahal Letterman Lanigan Racing tuvo su gran oportunidad de ganar las 500 Millas, pero intentó superar a Darío Franchitti en la última vuelta, hizo un trompo y pegó contra el muro.

Un año después, emigró al team de A.J Foyt y llegó su bautismo triunfal en la categoría. Sucedió en el Gran Premio de Long Beach y fue el  primer éxito para un japonés. Tuvo que esperar cuatro temporadas para volver a cantar victoria. Fue junto al equipo Andretti y los motores Honda, nada más y menos que en las 500 Millas de Indianápolis después de un duelo electrizante con Helio Castroneves de 2017. Además ese día logró el primer éxito para un piloto japonés en esta competencia.

En 2018, Sato pasó al equipo Rahal Letterman Lanigan Racing, donde logró una victoria aquella temporada. Fue en la 16° fecha disputada en el Portland International Raceway. En el campeonato terminó 12° con 351 puntos.

Luego, la temporada siguiente consiguió dos triunfos también con el Rahal Letterman Lanigan Racing. Las logró en el Barber Motorsports Park de Alabama y en el ovalo de Gateway, donde venció a Ed Carpenter por solo 39 milésimas.

Por último, en este 2020 logró su primera alegría del año en las 500 Millas de Indianápolis. Sato obtuvo su segunda victoria en este evento y en el campeonato se encuentra sexto con 207 unidades.