Un modelo de Ferrari es considerado obra de Arte

Se trata de modelo 250 GTO y es uno de los más famosos del fabricante de Maranello. Su producción fue limitada y de alto valor para los coleccionistas.

Convertirse en un mito admirado en cualquier sector suele ir acompañado de numerosos intentos de copia o de imitación. Y eso es lo que le ha pasado a Ferrari en diversas ocasiones. Una de ellas se ha producido recientemente, cuando la marca italiana informó a un tribunal de Bolonia de que una empresa de la ciudad de Módena planeaba producir réplicas de su clásico 250 GTO.

Ferrari

La petición que Ferrari planteó a la Justicia italiana solicitaba que se reconocieran sus derechos de diseño y propiedad intelectual sobre el automóvil. Tras ello, el tribunal ha fallado a favor del fabricante del “Cavallino Rampante” y ha considerado al 250 GTO como una obra de arte que no puede ser imitada ni reproducida.

De esta manera, se genera una histórica jurisprudencia que seguro que llevará a pensárselo más de una vez a las compañías que pretendan aprovecharse del tirón de un modelo tan emblemático como este.

El Ferrari 250 GTO es considerado un modelo icónico de los años sesenta del que solo se fabricaron 36 unidades y su valor en el mercado es enorme. De hecho, en agosto del año pasado se convirtió en el automóvil de producción más caro del mundo después de que se pagaran más de 40 millones de euros por una unidad de 1962 en una subasta.

Además, el modelo en cuestión fue uno de los cuatro GTO que mejoró el carrocero Scaglietti con un alerón trasero y luces intermitentes bajo los faros principales. En la parte mecánica, cuenta con un motor V12 tipo 168/62 competizione en lugar del V12 250 GTO original.