TAG Heuer presenta la nueva colección de relojes Carrera

La marca de relojería suiza, en su 160° aniversario, vuelve a sus raíces con su icónico modelo Carrera, marcando una nueva era para TAG Heuer.

En lo que va del año, TAG Heuer ha lanzado dos relojes de edición limitada para conmemorar el aniversario 160° de la marca: el modelo TAG Heuer Carrera 160 Years Silver Limited Edition y el  TAG Heuer Montreal Limited Edition. Ahora presenta cuatro modelos TAG Heuer Carrera rediseñados e impulsados por el sofisticado movimiento Calibre Heuer 02 de manufactura propia que se incorporarán a la icónica colección de TAG Heuer.  A estos nuevos modelos, se sumarán en septiembre otras cuatro novedades, así como dos ediciones especiales antes de fin de año.

  • Te puede interesar: Ferrari 250LM, la última que ganó en Le Mans
  • Amante del diseño elegante y moderno, Jack Heuer buscó para el cronógrafo TAG Heuer Carrera, una estética depurada y con buenas proporciones, características que, además, convierten a este modelo en el compañero perfecto para los pilotos de carreras cuando necesitan ver la hora a golpe de vista durante competiciones de alto rendimiento. Décadas más tarde, esta nueva interpretación de la colección Carrera vuelve a los orígenes de su singular historia con un diseño atemporal acompañado por un rendimiento excepcional. La nueva línea dispondrá de dos estilos de distinguidos cronógrafos (el segundo se lanzará en septiembre) con un diseño característico y una identidad inconfundible.

    Los cronógrafos deportivos que presentan diseños atrevidos y llamativos, encarnan a la perfección el espíritu perseverante de TAG Heuer. La caja de acero inoxidable de 44mm cuenta con asas más cortas para una mayor comodidad y presenta dos acabados, uno pulido y otro con cepillado fino, que hacen que el reloj parezca más fino y elegante. La mejorada integración del cristal y del ligero bisel estiliza también su estética.

    La esfera del nuevo TAG Heuer Carrera tiene un acabado cepillado circular y está disponible en azul marino con un bisel de cerámica a juego (disponible en Argentina); en verde oliva con un bisel de acero inoxidable; o en dos versiones distintas en negro, ambas con un elegante bisel de cerámica negra. El realce está biselado y los índices están inclinados hacia el centro de la esfera, atrayendo la mirada del usuario a la hora y permitiéndole su legibilidad a golpe de vista. Las tres subesferas son perfectamente legibles, como también lo es la ventanilla de fecha a las 6. El contador de horas, situado a las 9, dispone ahora de los dígitos 12, 4 y 8, lo cual ofrece un equilibrio visual frente al contador de minutos a las 3. El nuevo brazalete con forma de H es más fino, ligero y ergonómico.

  • Te puede interesar: El Mustang Shelby de Ken Miles bate un récord
  • El reloj más llamativo de estos nuevos modelos deportivos es el TAG Heuer Carrera en negro y oro rosa. El bisel de cerámica negro cuenta con detalles lacados en oro rosa, siendo la primera vez que la marca de relojería suiza de lujo presenta un modelo de estas características; y la corona y los pulsadores están hechos de oro rosa macizo de 18 quilates. La masa oscilante del movimiento, visible a través del fondo de caja de cristal de zafiro, se ha fabricado en metal recubierto de PVD negro con un grabado en oro rosa. Este modelo está disponible con una clásica correa de piel negra.

    Un rendimiento excepcional con el movimiento de manufactura propia Calibre Heuer 02

    La línea TAG Heuer Carrera siempre ha contado con la tecnología relojera más avanzada desarrollada por la marca. Los nuevos modelos rediseñados están impulsados por el movimiento Calibre Heuer 02, visible a través del fondo de caja transparente. Se trata de una sofisticada innovación, fruto de un desarrollo interno, producida al 100 % en el taller de TAG Heuer en Chevenez, Suiza. Este movimiento está formado por 168 componentes, entre ellos una rueda de pilares y un embrague vertical –ambas señales de mejora en la calidad del cronógrafo y en los movimientos de alta calidad de manufactura propia– y exhibe una impresionante reserva de marcha de 80 horas.

    Tag

    Como pilar de la colección de la marca desde su creación en 1963, el reloj TAG Heuer Carrera original era un «cuadro de mandos de un coche de carreras para llevar en la muñeca» y se había diseñado para satisfacer las demandas técnicas específicas de los mejores pilotos de carreras del mundo, así como para reflejar su elegante estilo. Hoy en día, la nueva colección TAG Heuer Carrera es un homenaje auténtico y contemporáneo a este icono atemporal y se caracteriza por su lujo sin precedentes y la tecnología relojera más innovadora. Sencillos, refinados y legibles: pocas veces la estética y la funcionalidad consiguen engranarse de una forma tan excepcional como lo hacen en los nuevos cronógrafos TAG Heuer Carrera.